Para que no le quiten el auto se colgó de la puerta, pero lo arrastraron y le robaron igual

Seguridad 06/04/2022 Por Berisso Ya
El hecho ocurrió en Berisso y tuvo como damnificado a Agustín, un joven que había puesto a la venta su coche en Market Place
Patrullero
Para que no le quiten el auto se colgó de la puerta, pero lo arrastraron y le robaron igual.

Diferentes robos en la región volvieron a alterar los ánimos de los vecinos, ya que denuncian que tienen que vivir con la delincuencia y la inseguridad día a día, “sin que las autoridades hagan nada para solucionar los problemas”, de acuerdo a las propias víctimas.

En las últimas horas ocurrieron varios atracos en distintos puntos, la gran mayoría de ellos bajo un mismo patrón: la impunidad, ya que los hampones, una vez culminado su accionar, se dieron a la fuga y hasta el cierre de esta edición nada se sabía de ellos.

Fuentes oficiales indicaron que uno de los episodios ocurrió en Berisso y tuvo como damnificado a Agustín, un joven que había puesto a la venta su coche en Market Place, un sitio de Facebook en el que se venden diferentes artículos. Un supuesto comprador lo contactó primero por Messenger y luego por WhatsApp.

Acordaron una cita para poder hacer la venta y el interesado llegó hasta el lugar del encuentro con un amigo, en una moto. Él se subió al auto y dejó a su allegado en el ciclomotor. Ya dentro del habitáculo, el intruso, que estaba sentado en el lado del acompañante, le pidió al dueño del vehículo ir hasta una estación de servicio del Puente Roma para cargar nafta, encargo que fue aceptado.

Tras eso, y siempre con la segunda persona en el otro rodado, el nuevo pedido del ladrón fue solicitarle manejar el auto, a lo que el perjudicado aceptó al no notar nada extraño. El caco se pasó hacia el lado del conductor sin bajarse y Agustín dio la vuelta. “En ese momento, me cerró con traba las puertas”, admitió.

En diálogo con Berisso Ciudad, contó que se aferró a la puerta y fue arrastrado unos diez metros, hasta que el malviviente sacó un arma y le apuntó. “Solté la puerta porque tenía miedo de que me dispare”, narró.

Indignado, corrió las 20 cuadras que lo separaban de su casa y junto a un amigo y un vecino fueron hasta la comisaría a radicar la denuncia. Pese a la misma, no tiene todavía novedades de los autores del atraco ni de su medio de transporte.

Te puede interesar