¿Qué tenés que hacer si creés que tenés coronavirus?

Salud 28/06/2020 Por Berisso Ya
En la actualidad, el Ministerio de Salud de la Nación tiene 4 criterios para considerar un caso como sospechoso de coronavirus.
Coronavirus
El Ministerio de Salud de la Nación tiene 4 criterios para considerar un caso como sospechoso de coronavirus.

Desde que se detectó el 3 de marzo último el primer caso de coronavirus en la Argentina, más de 47 mil personas han sido diagnosticadas con este virus en el país, de ellas 13.816 se han recuperado. La mayoría de ellas viven en en el Área Metropolitana de la Provincia de Buenos Aires (Ciudad de Buenos Aires y 40 municipios bonaerenses), según los datos del Ministerio de Salud de la Nación.

En las últimas semanas, han aumentado más rápidamente la cantidad de diagnósticos positivos, también concentrados en esa zona. Para saber qué hacer en caso de sospechar que podés estar contagiado, compartimos a continuación una guía con un paso a paso sobre el diagnóstico y el tratamiento en la Ciudad y en la Provincia, tanto en el sector público como en el privado.

En la actualidad, el Ministerio de Salud de la Nación tiene 4 criterios para considerar un caso como sospechoso de coronavirus:

Toda persona que tenga 2 o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37,5°C, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria o pérdida brusca de gusto u olfato; y viva o haya viajado a una zona de transmisión local, entre las que se encuentran la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Área Metropolitana de la Provincia de Buenos Aires.

En esta situación también se incluye a personas que trabajen en instituciones penitenciarias, residencias de adultos mayores, instituciones neuropsiquiátricas, hogares de niñas y niños; y/o sean considerados personal esencial o residentes de barrios populares o pueblos originarios.

Toda persona que tenga 2 o más de los  síntomas antes mencionados y que además requiera internación, independientemente de la causa.

Toda persona que tenga 2 o más de los síntomas antes mencionados y que además haya estado en contacto estrecho con una persona diagnosticada con COVID-19. 

Toda persona que experimente recientemente una pérdida brusca de gusto u olfato, sin otro diagnóstico ni otros síntomas.

En esos casos es necesario consultar al sistema de salud local o a tu obra social o prepaga, en el caso de tener una. En la Ciudad de Buenos Aires, el número a llamar es el 107; en la Provincia, es el 148; y en todo el país, el 120 o el  0800-222-1002.

Después de la consulta telefónica se acordará la manera en que se accederá a los establecimientos hospitalarios, ya sea por sus propios medios con medidas de prevención o a través de una ambulancia. Los profesionales de la salud evaluarán las condiciones de los pacientes y, si se confirman los síntomas, se le hará un testeo, conocido comúnmente como “hisopado”.  

Se deben esperar los resultados de la evaluación para confirmar el diagnóstico que, como se explicó en esta nota, en el caso del test PCR puede tardar entre 7 y 8 horas, (en la práctica los resultados pueden ser comunicados con una demora mayor). Esta espera se hace en aislamiento, con una recomendación de limitar el contacto con otras personas.

Si se confirma el contagio de COVID-19, se debe continuar con ese aislamiento. En la Ciudad de Buenos Aires, los casos leves se aíslan en uno de los 41 hoteles que el Gobierno porteño puso a disposición para aliviar el impacto de la pandemia en el sistema hospitalario. También se creó otro espacio de aislamiento en el centro de convenciones Costa Salguero, ubicado en Palermo, en la costa del Río de la Plata. 

Desde el comienzo de la pandemia más de 20 mil personas se han alojado en estos hoteles, y en la actualidad más de 3 mil ocupan estas camas, de acuerdo con los datos más actualizados del Gobierno de la Ciudad a los que tuvo acceso Chequeado.

Los casos más graves o que involucran a población de riesgo, como los mayores de 65 años, se deben aislar en establecimientos hospitalarios, donde también reciben tratamiento.

En la Provincia de Buenos Aires, por su parte, se toman las mismas medidas de internación hospitalaria para personas con factores de riesgo, como los mayores de 60 años y/o que tengan diabetes, enfermedad cardiovascular o respiratoria crónica, insuficiencia renal, cirrosis, inmunocompromiso o embarazo, entre otros.

Sin embargo, en los casos leves se indica un aislamiento domiciliario, a diferencia de lo que ocurre en la Ciudad. Si en el hogar del paciente confirmado no se cumplen requisitos básicos que eviten el contacto con otras personas (como una habitación individual y un baño exclusivo o la posibilidad de limpiarlo después de cada uso)), los municipios han creado centros de aislamiento en distintos establecimientos, como clubes, sindicatos y en algunos casos hoteles; y la Provincia también dispuso camas para este fin en Tecnópolis. De acuerdo con datos del Gobierno bonaerense, se crearon más de 21 mil camas con este fin, entre las que se encuentran las del Sanatorio Antártida, del sindicato de Camioneros que lidera Hugo Moyano.

Chequeado se comunicó con OSDE y Swiss Medical, 2 de las prepagas con más afiliados del país. Ambas instituciones informaron que los casos de pacientes diagnosticados leves que son residentes en la Ciudad de Buenos Aires cumplen su periodo de aislamiento en hoteles que provee cada empresa. Mientras tanto, los residentes en la Provincia de Buenos Aires hacen aislamiento domiciliario, en línea con el protocolo local, y sólo si sus hogares no cumplen con los requisitos básicos se los derivará a un hotel.

Mariana Flichman, gerente Corporativa de Riesgo y Calidad Médica de Swiss Medical Group, detalló a este medio que se tiene en cuenta “la capacidad del paciente para comprender las indicaciones, las condiciones del domicilio y el grupo familiar”. 

Para permanecer en el domicilio los afiliados bonaerenses deben tener una habitación para aislarse del resto del grupo familiar que tenga ventilación natural, un teléfono para el seguimiento médico, agua potable, un baño privado o poder garantizar su limpieza; y no deben convivir con personas en grupos de riesgo.

(FUENTE: CHEQUEADO)

Te puede interesar